¡Que vienen los catarros!

Buenos díastardesnoches:

Parece que el otoño se ha instalado con todas las de la ley a estas alturas del hemisferio. Los cambios de tiempo de estas épocas de transición van acompañadas de alteraciones  bruscas en la temperatura y de errores garrafales a la hora de elegir la vestimenta diaria 😉

Estas variaciones parece que animan a virus catarriles de todo tipo a acechar en cada esquina y el pañuelo se convierte en nuestro amigo fiel. Si además tenemos problemas de garganta, la cosa se complica, sobre todo si somos muy charlatanes o nuestro trabajo nos obliga a hablar muchas horas al día. Por supuesto me estoy refiriendo a los catarros cotidianos corrientes y molientes, para todo lo demás o en el caso de la más mínima duda, es necesario consultar a los profesionales de la salud.

Lo esencial es afrontar la situación enseguida. Observar nuestro cuerpo es esencial y si el primer día que nos sentimos con sensación de flojera tomamos precauciones, todo lo que hagamos será infinitamente más efectivo.

Aquí os presento a unos amigos que forman parte de un “plan de defensa temprana”:

remedios catarro (1)

  1. El TOMILLO. en todas sus formas: infusión, tintura si no tenemos tiempo de hacernos infusiones…es un antibiótico natural excepcional. Tomado a discreción nos ayudará a tener mejor cuerpo, ya me entendéis.
  2. El ACEITE DE ORÉGANO: Como son parientes, también el orégano es un potente antibiótico natural que nunca me falta . Como aceite esencial, se puede adquirir en herboristerías y en tiendas online como iherb, yo suelo usar un macerado de orégano en aceite,  muy sencillo de realizar
    • En un  tarro de cristal con  tres cuartos del mismo de la planta de orégano seca (si tenemos la planta fresca debemos usar más)
    • Llenamos el tarro de un aceite de calidad de nuestro gusto: oliva, sésamo, girasol, semilla de uva…
    • Tapamos el tarro y lo tenemos en un lugar ventilado pero sin que le dé el sol directamente durante un mínimo de tres semanas.  Debemos remover la mezcla de vez en cuando.
    • Pasado ese tiempo, colamos y lo mejor es ponerlo en un recipiente de cristal con gotero.
  3. La TINTURA DE PRÓPOLIS: Para aquellos que están en fase de problemas de garganta resulta muy efectivo, dos o tres gotas tres veces al día (recomiendan tomarlo con agua aunque yo en el trabajo a veces lo pongo en la boca directamente y a correr. Alivia el malestar y fortifica las gargantas poco efectivas y agotadas…

Estas son algunos de los aliados que tenemos a mano para que nos ayuden frente a la moquera con el estornudo variado y a destiempo, que el invierno es muy largo y hay que pasarlo lo mejor posible

Y vosotros ¿cuáles son vuestros remedios favoritos cuando se acerca el frío?

¡Que tengáis una estupenda y lo más cálida posible semana :)!