Bálsamo labial exfoliante para cualquier instante

Buenos díastardesnoches:

Para no dejar lugar del cuerpo sin exfoliar, hay que atender también a los labios. Es muy sencillo combinar azúcar con un aceite que hidrate y nutra, así tenemos un exfoliante casero que nos librará de células muertas (pero no de las vivas, por favor XD)

Aun todavía más práctico es un  EXFOLIANTE LABIAL EN BARRA: vamos a tener que introducir cera de abeja en la ecuación y tener cuidado con las temperaturas durante el proceso, vamos a verlo:

A) Ingredientes (para unos 5 labiales):

  • 10 gramos de manteca de karité refinada
  • 5 gramos de manteca de cacao refinada
  • 5 gramos de cera de abejas (si sois veganos, podéis sustituirla por otras opciones)
  • 5 gramos de aceite (oliva, almendras dulces, girasol avellana, argán… a vuestro gusto y disponibilidad)
  • 30 gramos de azúcar (yo he utilizado de abedul, podéis aprovechar para dar salida a ese azúcar blanquilla que ya no usáis ;), cualquiera os va a servir.

Todos se pueden adquirir en herboristerías y tiendas especializadas, opciones online hay variadas tales como AromazoneIherbVitacostVita33

B) Materiales:

  • Recipientes para elaboración de labiales caseros, como los que os muestro en la foto, que son de Buyincoins, pero también se encuentran en otras tiendas que menciono arriba, o en EbayAmazon….
  • Una jarra de cristal y un cazo para calentar al baño María (también se puede hacer con el microondas, aunque yo no lo prefiero), personalmente utilizo el aparato para fundir ingredientes que os muestro aquí

C) Procedimiento

  1. mezclalipscrubSe funden las mantecas y los aceites al baño María hasta que adquieran una consistencia líquida
  2. Se añade el azúcar y se remueve con suavidad
  3. Este paso es importante: tenemos que esperar que el líquido pierda algo de temperatura, de manera que se pueda verter pero sin que esté demasiado frío o “grueso” pues entonces no entraría por la boca estrecha del labial. Seguramente el primero nos quede peor, pero en los otros quedará más homogéneo el azúcar dentro de la mezcla.
  4. Quizás tengamos que volver a calentar un poquito y repetir el proceso hasta llenarlos todos, pero no se tarda mucho: son cantidades pequeñas.
  5. Una vez hayamos finalizado, dejamos enfriar del todo y así tendremos nuestro Image-1bálsamo labial exfoliante.
  6. Como siempre, haced una prueba de sensibilidad antes de usar :)

 

Es un proceso más sencillo que parece, podemos añadir vitamina E a la mezcla para tener un tratamiento más eficaz y duradero.

Y vosotros,  ¿os fabricáis estos exfoliantes en casa o preferís los comerciales? Os animo a que lo probéis, sobre todo a aquellos que tenéis tiempo libre estos días 😉

¡Feliz domingo y comienzo de semana!

 

 

 

Esta entrada tiene carácter meramente informativo, en caso de cualquier duda o condición de salud previa, será necesario consultar con profesionales.