El “fondo de armario” de los aceites

 

Buenos díastardesnoches:

Hace no demasiados años, una desesperada compañera no encontraba nada que le pudiese servir como hidratante sin producirle una desagradable sensación de grasa y brotes constantes de acné. Entonces fue cuando descubrió el aceite de avellana…y hasta hoy.

Una pequeña muestra de mi fondo de armario aceitil

Imaginemos la situación: hemos probado los aceites vegetales y esenciales, nos han ido bien, hemos empezado a investigar sus usos más allá de las mascarillas capilares y los hongos en las uñas: nos parece una buena idea hacernos con un fondo de armario que nos libre de todo mal…Pero antes de saltar sobre las estanterías (también virtuales) de las tiendas, nos preguntamos:  Y ahora ¿Por dónde empiezo?.

Aquí os propongo  una serie de aceites, basándome en mi experiencia personal y en la de gente cercana. Digamos que la clasificación basándose en la tendencia de la piel del rostro es orientativa, pero para nada estricta en muchos casos. No están todos los que son pero los que hay cubren un amplio espectro.

A) Para todos:

1.Aceites vegetales:

Aceite de oliva de calidad: seguramente ya lo tienes, que sepas que es una fuente de vitamina E fantástica.

Aceite de almendras dulces: uno de calidad se encuentra fácilmente en herboristerías y tiendas especializadas.

2.Aceites Esenciales:

Aceite esencial de lavanda: el todoterreno, relaja y ayuda a la integración suave de aceites en las preparaciones. De los mejores tolerados por pieles sensibles.

Aceite esencial de árbol de té: sabemos que es astringente del rostro y nos ayuda a combatir los hongos, pero eso es sólo la punta del iceberg. Puede ser un estupendo multiusos en nuestros viajes.

Aceite esencial de menta piperita: en preparados para despejarse y descongestionarse y muchas cosas más

Aceite esencial de romero: vigorizante, para recuperar músculos  y mentes cansados, se usa en preparaciones anticelulíticas y de tratamiento del cabello.

Aceite  esencial de geranio: fungicida, se utiliza también en preparaciones anticelulíticas y desodorantes…sus usos tienen un largo etcétera.

B) Para pieles jóvenes o grasas (también mixtas de cualquier edad)

1.Aceites vegetales:

Aceite de jojoba: es más bien una cera que se extrae de la planta correspondiente. Tiene la ventaja de que no se enrancia. Es muy ligero y fácil de usar

Aceite de avellana: también muy ligero y cómodo  para la piel

2. Aceites esenciales

limon
El aceite esencial de limón se extrae de la corteza. Uso este artilugio para extraer el zumo, que también es de una enorme utilidad

Aceite esencial de limón: astringente efectivo (con permiso del árbol de té), hay que usarlo con precaución, siempre diluido en un aceite vegetal y dejar a la piel descansar del mismo de vez en cuando.

C) Pieles maduras o secas

1.Aceites vegetales:

Aceite de rosa mosqueta (contienen una gran cantidad de vitamina C, regenera y alisa la piel)

Aceite de semillas de uva y aceite de aguacate: son muy nutritivos y regenerantes.

2.Aceites Esenciales:

Aceite esencial de incienso: nunca falta en mi armario, muy útil y versátil  para pieles maduras: aporta firmeza y luz.

 

aceite esencial incienso
Aceite esencial de incienso

Es importante hacerse con aceites de calidad: aceites vegetales vírgenes de primera presión en frío que conservan sus propiedades. También será imprescindible que adquiramos los aceites esenciales en lugares de confianza: herboristerías y tiendas especializadas en la venta de ingredientes para preparaciones.

En el caso de niños menores de tres años y embarazadas no se recomienda el uso de aceites esenciales: en todo caso se impondrá una consulta personalizada con el profesional competente en la situación de la más mínima duda, pues esta entrada tiene únicamente carácter informativo.

 

Esta es una pincelada general para nuestro”fondo de armario”.  Corresponde de forma personal ver cuáles son nuestras necesidades y cómo estas cambian también con el paso del tiempo.

 

Y vosotros ¿cuáles son vuestros favoritos? ¿echáis de menos algún aceite no mencionado?

¡Que tengáis una estupenda semana!

 

Botiquín de emergencia para la vuelta a la rutina

Buenos díastardesnoches:

Cuando a un fenómeno se le asigna el nombre de síndrome, parece ser que es algo generalizado : el Síndrome Postvacacional se ha hecho un hueco en las almas de los currantes y no currantes también, quienes tras pasar unos días en los que no había un mañana, se enfrentan a los días en los que “todo tiene que estar antes de mañana”

El cuerpo y el espíritu se rebelan y no quieren más que descanso y facilidades.

No estamos solos en la lucha 😉 .Hay una serie de remedios para salir al paso de los síntomas comunes, aquí os dejo algunos de ellos, espero que os sirvan :)

  • Para el insomnio y el mal humor derivado de los cambios de horarios y actividad : BRUMA  DE LAVANDA Y CEDRO: en un frasco atomizador pondremos:

40ml de agua destilada o filtrada

24 gotas de aceite esencial de lavanda

11 gotas de aceite esencial de cedro

1 gota de aceite de girasol

 

  • Para los dolores musculares  originados por las malas posturas al dormir o el esfuerzo físico inusual tras el descanso. : ACEITE MACERADO DE ROMERO (versión rápida)

100 ml. de aceite de almendras dulces

75 grs. de romero (la planta seca)

1.Calentamos la planta en el aceite al baño María hasta que humee, no dejarlo hervir (recomendable que no pase de los 40 grados) .

2.Retirar del fuego y tapar, dejar reposar hasta que llegue a la temperatura ambiente, cuanto más tiempo podamos dejarlo, mejor

3.Pasado ese tiempo,  colar y verter en un recipiente (frasco de cristal, botella de plástico…)

4. Puede utilizarse para masajear los músculos doloridos, activar la circulación de las piernas. También es posible añadir unas gotas a nuestras cremas corporales habituales para enriquecerlas.

 

  • Para los dolores de cabeza por falta de sueño o estrés o para la falta de concentración: ACEITE DE RELAJACIÓN Y CENTRAMIENTO para aplicar sobre las sienes: si encontramos un envase roll-on para guardarlo mejor que mejor. ¡ Me declaro adicta a este remedio :) !

10 ml de aceite de jojoba

20 gotas de aceite esencial de romero

35 de aceite esencial de eucalipto.

 

Si tenéis la piel sensible siempre hay que hacer una prueba en una zona pequeña de la piel. Los aceites esenciales (que se encuentran con facilidad en herboristerías) no están en principio recomendados para niños menores de tres años o mujeres embarazadas. En caso de la más mínima duda, consultar con los profesionales de la salud.

Estas son algunas soluciones sencillas para problemas habituales. ¿Conocíais alguna? ¿Las habéis puesto en practica en alguna ocasión?

¡Que tengáis una feliz vuelta a la rutina!